Síndrome del padre (o madre) súbito. El método perverso para obtener la custodia individual.

2014021023430928076 (1)

Ante los divorcios  contenciosos, algunos padres/madres que hasta entonces no se habían ocupado de sus hijos, piden la custodia individual. Son los llamados “padres súbitos”. Detrás de esta intención, en muchos casos, se esconde otro tipo de intereses como el uso de la vivienda o deseos de venganza. Es cierto que todos los hijos tienen tanto derecho a vivir bien con el padre como con la madre pero, cuando no hay acuerdo entre las partes, la decisión judicial debe basarse siempre en proteger el bien y el interés del menor. Lo que también es indiscutible es que  tienen derecho a tener una buena relación con ambos porque los niños no se divorcian nunca de sus padres.

Velando por el interés del menor y siendo no viable la custodia compartida, es inadmisible que a un padre/madre que no se ha ocupado hasta entonces de su hijo, obtenga la custodia. Aun así, emergen los llamados “padres (madres) súbitos” que mediante estrategias planificadas son capaces de burlar a la justicia, incluso a los equipos psicosociales.

Este tema está estrechamente ligado con el Síndrome de Alienación Parental. Aunque estadísticamente son más los hombres que sufren la manipulación de sus hijos  por parte de sus ex-esposas, el número de mujeres víctimas de alienación parental no es despreciable y éstas no deberían seguir  bajo la sombra.

En este post voy a hablar de esta minoría, de las madres alienadas a las que padres desalmados y sin escrúpulos -que también son minoría– les arrancan a sus hijos.

Son también víctimas de denuncias falsas de Violencia Doméstica; a ellas no se las detiene, pero se les imputa. Tienen que ir a declarar provistas de abogado y se tienen que defender de hechos que nunca han sucedido, incluso de agresiones. Se les incomunica con sus hijos, se les tacha de malas madres ante sus propios hijos o terceros, se pone en tela de juicio su cordura… Madres que se han encargado en cuerpo y alma de sus hijos, pasan a ser unas extrañas para ellos.

La STS  de 8 de octubre de 2009 señala que del estudio del derecho comparado se llega a la conclusión que se están utilizando criterios tales como:la práctica anterior de los progenitores en sus relaciones con el menor..”. Por su parte, el Art. 92.6 C.C  dispone que para acordar cualquier régimen de custodia el Juez tendrá en cuenta, entre otras cuestiones, “la relación que los padres mantengan …con sus hijos”.

Ante esto, la picaresca se agudiza. El padre “súbito” tiene que convencer al Juez de que es él el que se ha ocupado de la crianza del niño.  En los casos de niños mayores de 12 años, la estrategia consiste en  diseñar es un plan para que el menor se “alíe” con el padre (madre) súbito y afirme ante el Juez que quiere vivir con su padre “súbito” porque siempre éste se ha ocupado de él aunque esto sea absolutamente incierto.

Para preparar la declaración ante el Juez,  lo primero que hacen  estos sujetos es alejar al niño de la madre, incluso sacándolo del domicilio familiar. LLevarlo a casa de la abuela paterna, a la que previamente han aleccionado también en contra de la “mala madre” porque ha decidido separarse de su hijo, es una “buena” opción  que, además, les va a permitr seguir llevando su vida social. La abuela será la  que pase a hacer el papel de la madre; para ellos poco cambia. Denunciar en estos casos es perder el tiempo ya que no hay responsabilidad penal si el menor vive con su padre y  se conoce su paradero; en todo caso,sin duda, hay una vulneración de los derechos del menor y de la madre.  A los pocos días, un niño bombardeado por comentarios negativos sobre su madre de todas las personas de ese entorno contaminado, no querrá verla ni en pintura.  La madre será vista por su hijo por la culpable de la crisis conyugal y como un ser despreciable, independientemente de la buena relación que existiera anteriormente entre ambos. El niño es sin duda una víctima de maltrato psicológico al que se está utilizando despiadadamente.

Si un niño mayor de 12 años declara en el Juzgado que es el padre el que lo lleva al colegio, el que se ocupaba de sus comidas, que su madre no se ocupa de él y, por eso, quiere vivir con su padre, independientemente de la veracidad de estas declaraciones,  el Juez le va a otorgar la custodia provisional al padre “súbito”.

Sin duda estamos ante un caso de instrumentalización de un menor, difícilmente demostrable si se está ante “padres súbitos” manipuladores y  el tiempo dedicado por el gabinete psicosocial adscrito al Juzgado es insuficiente ; a ello hay que añadir que los gabinetes psicosociales adscritos a los Juzgados de Familia en nuestro país están desbordados por lo que sus informes suelen están llenos de inexactitudes y errores, sin contar de que no existe un protocolo estandarizado para detectar el síndrome de alienación parental.

Como resultado, niños tristes, retraídos, de débil personalidad, con problemas psicosomáticos, fracaso escolar, a  los que se les considera “traidores” si tienen una relación fluida con sus madres.  Niños a los que no solamente se les aleja físicamente de sus madres, sino también emocionalmente. Y madres impotentes.

En estos casos, probar todo esto es sumamente complicado porque son hechos que se desarrollan en el seno familiar.  Las grabaciones telefónicas o con grabadoras de voz entre dos personas, cuando una de ellas es la que graba, es un medio lícito de prueba, pero queda al arbitrio de los jueces su admisión como prueba en la vista. Por otro lado, si el menor pasa mucho tiempo solo o al cuidado de otras personas, en bares con adultos, realizando actividades prohibidas para su edad (Por ejemplo, utilizar armas de fuego y actividades cinegéticas) un detective privado puede dejar constancia de estas circunstancias en su informe para presentarlo como prueba en caso de litigio.

Anuncios

3 comentarios sobre “Síndrome del padre (o madre) súbito. El método perverso para obtener la custodia individual.

  1. va a resultar que esta minoría de madres son todas una pobres y que su marido solo lo hace por venganza o para quedarse con la casa, pues le informo que en España de cada diez divorcios en 8 son las madres las que se quedan con casa, pensión e hijos, así que su minoría no llega ni al 0.001 % y se da el lujo de hacer un artículo? Qué vergüenza, defienda a los miles de niños huérfanos de sus familias paternas por vengaza y despecho y eso si que es una gran mayoría..

    Me gusta

    1. Buenas tardes Enri:

      Gracias por su comentario.
      En mi artículo, efectivamente, hablo de menores manipulados y de una minoría de madres con derecho a ser oídas. Las personas tienen derecho a ser respetadas independientemente de que pertenezcan a una mayoría o minoría.
      Respeto su opinión, a pesar de que sus formas dejan bastante que desear, pero como comprenderá yo decido, y no usted, como utilizo mi libertad de expresión.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s